Habitas baby con jamón del bueno (Javi Guru)

habitas baby con jamón del bueno (Guru)

Hola amigas, soy Natacha. Esta semana tenemos (nuevamente) receta de invitado. Guru nos propone una receta facilita para los “no cocineros y los que no tienen tiempo para mucho guiso”. Os dejo con él.

*****************

Da la casualidad que cuando llego a casa por la noche todos tienen mucha hambre y dado que se han perdido “viejas costumbres”, me he visto obligado a echar mano de mi pobre imaginación para darles de cenar. Y ahora me veo en la tesitura de contaros una de mis grandes hazañas culinarias nocturnas. ¡Espero que me sepáis perdonar!

Ingredientes para 4 personas

2 botes de habitas baby; huevos de corral; jamón serrano del bueno; sal y un trozo de pan.

Maridaje: un tinto joven de roble, a ser posible de Ribera del Duero que es el que me gusta.

Elaboración

  1. Mandar a Mateo al súper a comprar 2 botes de habitas baby; a ser posible de las buenas
  2. Abrir la lata y eliminar el aceite
  3. Depositar el contenido en una sartén amplia
  4. Calentar durante unos minutos removiendo.
  5. Poner los huevos “sin cáscara” sobre las habitas.
  6. Salar los huevos
  7. Colocar el jamón distribuido encima de las habas sin tapar las yemas.
  8. Cuando las claras de los huevos están blancas y sin que se endurezcan las yemas, sacar del fuego.
  9. Servir una ración con huevo y jamón por plato y degustar “mojando pan”

PD: ¡Menos mal que no como en casa!

Codornices estofadas (Ana)

codornices-estofadas_2

Como bien sabréis (porque sois todas muy listas), un estofado es un proceso culinario en el cual un alimento, que se echa crudo en la cazuela , es sometido a cocción a fuego lento en un recipiente cerrado durante un cierto tiempo. El resultado final es un guiso muy aromático y sabroso y sobre todo sanísimo.
Partiendo de esta sencilla técnica culinaria, os propongo para empezar bien el año unas codornices estofadas. Una receta que nos sirve como plato único o bien como ingrediente principal de otras elaboraciones como pueden ser ensalada de codorniz estofada o croquetas de codornices estofadas.

Ingredientes para 4 personas
8 codornices frescas; 2 cebolletas o cebollas grandes; 1 vaso de vinagre de Jerez (del bueno); 1 vaso de vino blanco; aceite de oliva virgen; 3 ajos; 2 hojas de laurel; sal; unos granos de pimienta.

Elaboración 
Limpiamos de los restos de plumas las codornices. Sazonamos y colocamos en el interior de una cazuela amplia sobre una base de aceite. Pelamos y cortamos en láminas los ajos y la cebolleta. Los echamos sobre las codornices junto con las hojas de laurel y cuatro o cinco granos de pimienta, el vinagre y el vino. Tapamos la cazuela y ponemos a fuego alto. En cuanto empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo y dejamos cocer durante 30 o 40 minutos.
Comprobamos que la carne de las codornices está tierna, retiramos del fuego, con la tapa puesta y dejamos templar unos minutos.
Rectificamos el punto de sal, si hiciera falta, servimos y degustamos.

Ravioli con berenjena y gambas al curry (Natacha)

ravioli con berenjena y gambas al curry

 

Esta semana comparto una receta que hice para comer de forma improvisada un día que estaba ” en las últimas” tanto en la nevera como en la despensa. Así que recurrí a la pasta y con pocos ingredientes que tenía salió un plato bastante rico. Espero que os guste.
Ingredientes para 4 personas
100 gr de pasta  por persona; una berenjena; un puerro; un paquete de 250 gr gamba mediana congelada; sal; aceite de oliva; leche evaporada;pasta de curry verde; curry en polvo.
Elaboración
Para hacer la salsa: cortar  el puerro en juliana y pochar en aceite de oliva, añadir la berenjena cortada en láminas. Cuando la berenjena  se ablanda añadir las gambas previamente descongeladas, sal, pimienta, una cucharadita de curry verde y 2 cucharadas soperas de curry en polvo. Remover a fuego medio durante 10 minutos o hasta que las gambas estén hechas. Añadir la leche evaporada y dejar cocer otros 5 minutos.
Hervir la pasta y mezclar bien con la salsa. Yo siempre guardo un vasito del agua de hervir la pasta para “limpiar” el cacharro donde he cocinado la salsa y lo añado a la pasta ya mezclada.
Espero que os guste.

Macarrones con setas, brócoli, queso feta y nueces (Marta)

RIGATONI CON BRÓCOLI, SETAS Y QUESO FETA

Estuve mucho tiempo sin apenas comer pasta, siguiendo vagamente esa idea tan en boga ahora de que la pasta engorda, los hidratos de carbono son veneno y el ser humano debería volver a la dieta paleolítica y comer hierbas del campo y carne a dentelladas. Afortunadamente, tengo una hija nutricionista y me ha hecho entrar en razón: los hidratos de carbono son la base de la pirámide alimenticia y no solo no hay que descartarlos de una dieta sana sino que hay que abrazarlos…eso sí, con moderación, como todo en esta vida. De manera que, con su bendición, he vuelto a lanzarme a la pasta no ya alegremente  sino con auténtica voracidad. Por eso os traigo hoy esta recetuca cero paleolítica pero sí saludable, cuyo acompañamiento verdulero me permite tranquilizar mi conciencia sin tener que irme a cazar brontosaurios (o a esquivarlos más bien) después de ingerirla. Que os aproveche.

Ingredientes para 4 personas

500 gr de macarrones o cualquier pasta corta que os guste (fusili, penne, orechietti…); setas congeladas variadas ( o secas rehidratadas, como más rabia os dé); 1/2 brócoli grande o uno pequeño entero; una cebolla roja; 200 gr. de queso feta (o cualquier otro queso de sabor fuerte ); un puñado de nueces; sal y pimienta

Preparación

Ponemos a hervir el agua para la pasta y, mientras esta se hace, cortamos el brócoli en arbolitos pequeñitos y los ponemos a hervir en una sartén con tapa con muy poca agua y sal. Los dejamos unos 5 minutos, para que se hagan al dente. Reservamos y vamos salteando las setas con la cebolla roja. Cuando está casi hecho, añadimos de nuevo el brócoli y rehogamos todo junto un par de minutos más.

Colamos la pasta pero reservamos un poco del agua de cocción. Devolvemos la pasta a la olla y añadimos el brócoli y las setas, el queso feta desmigado y un poco del agua de cocción, lo cocinamos un par de minutos a fuego suave, mezclando bien los ingredientes pero teniendo cuidado de que el brócoli no se deshaga. Apagamos y, ya fuera del fuego, añadimos las nueces picadas y servimos.

Patatas “Ay Jesús que me ahogo” (Ana)

patatas ay Jesús_3

No sé si a vosotras os pasa igual, pero yo nunca me canso de las patatas, nunca. Siempre estoy inventando recetas nuevas, investigando maneras distintas de cocinarlas, probando texturas… porque nunca me harto de ellas ni de los distintos sabores que este alimento tan básico puede alcanzar. Hoy os traigo una receta familiar y que mis hijos me suplican que haga cada dos por tres.

Como todas sabéis, la patata vino de América y se introdujo en España gracias a los conquistadores. Hoy en día las podéis encontrar de montones de clases: amarillas, blancas, rojas, moradas, rosas e incluso azules (como por ejemplo las de la Provenza); grandes pequeñas, redondas, alargadas… pero todas, bien cocinadas, resultan deliciosas. Además,  son perfectas como acompañamiento, como aperitivo o como plato principal, están riquísimas, son baratas y gustan a niños y mayores…¿qué más se le puede pedir a un alimento? Probad esta nueva y sencilla receta…bien churruscaditas están de muerte y vuestros invitados se rendirán.

Ingredientes para 6 personas

12 patatas medianas ; 8 dientes de ajo ; 10 cucharadas de aceite de oliva virgen extra; un buen caldo o en su defecto, cualquiera de los que viene en Tetrabrik; harina; queso parmesano rallado; sal  y un poco de pimienta negra recién molida

 Tiempo de preparación: 50 min

Preparación

1. Encendemos el horno normal a 220º.

2. Lavamos bien las patatas para quitarles la tierra que puedan tener pero no las peléis si no queréis (aunque yo lo hice)

3. Cortad las patatas  en láminas ni muy gruesas ni muy finas

4. Id friéndolas  en la sarten con el aceite de oliva por tandas, hasta que estén blanditas. Luego las ponéis  en una fuente refractaria.

En otra sarten, echad aceite y cortad los ajitos en cuadraditos muy pequeños, freídlos sin que se quemen y, cuando estén doraditos, añadid harina, removed y a continuación, echad el caldo, salpimentad, dejad que se reduzca y echadlo encima de las patatas. Por último, rallamos una buena cantidad de queso parmesano y horneamos hasta que estén hechas.

¡Os van a encantar!

 

Verduras al wok con huevo poché (Natacha)

Verduras al wok con huevo poche_1

Esta semana os traigo una receta de mi amiga Marisa que, como está haciendo dieta, comparte los platos a base de verduras y proteínas que prepara. Así que, para cuidarnos un poco antes del veranito que ya se acerca, os propongo esta receta sana y ligera .

Lo bueno de este plato es que no está cerrado: podemos ponerle las verduras que tengamos en ese momento en la nevera y estará igual de rico.

Yo os cuento cómo lo hice la ultima vez… otras veces utilizo verduras diferentes, improvisando sobre la marcha con lo que tengo.

Ingredientes para 4 personas

Dos berenjenas ( las rayadas son más dulces que las moradas y a mí me gustan más); 2 alcachofas; una cebolla; 4 zanahorias; 150 gr de judias verdes; un huevo o dos por persona; aceite de oliva; sal y pimienta. Papel film transparente.

Preparación

Cortamos la verdura en juliana. Ponemos aceite en el wok, rehogamos la cebolla y vamos añadiendo todas las verduras y removiendo a la vez. Añadimos sal y pimienta. Tapamos el wok y dejamos cocer a fuego medio durante 10 minutos ( la verdura tiene que quedar al dente).

Para hacer los huevos poché: colocamos papel film transparente en un tazón, untamos con aceite de oliva, cascamos el huevo dentro, añadimos un poco de sal y hacemos un saquito intentando que no quede aire dentro. Atamos el saquito con hilo de cocina. Ponemos agua en una cazuela y cuando empiece a hervir añadimos los saquitos, cocemos durante 4 minutos y sacamos. Cortamos el hilo, abrimos el saco y sacamos el huevo.

En cada plato servimos la verdura y colocamos un huevo ( o dos para el que quiera) encima, así cada uno lo puede mezclar a su gusto.

Espero que os guste esta receta. Esta muy rica y es sana, rápida y fácil de hacer.

¡Besos y que aproveche!!

Miso ramen exprés (Marta)

Miso ramen_4

Como todas mis recetas, esta tiene una larga historia detrás. Lo creáis o no, yo amaba el ramen antes de haberlo probado. Os cuento por qué. Un día leí esta noticia en el periódico: Antonio Solera, un guitarrista de una compañía de baile español, había salvado a una chica al recogerla con su cazadora cuando se tiró de un edificio en llamas en Tokyo. Al parecer, el hombre, que lo contaba como si tal cosa, dijo que al terminar la actuación tenía hambre, salió a tomar una sopa ramen a un sitio que cerraba tarde y se encontró con la escena: una chica aterrorizada que se debatía entre tirarse al vacío o correr el riesgo de morir quemada. El músico hizo lo que consideró natural: decirle, con su japonés rudimentario (por lo visto, todos los flamencos saben algo de japonés!), que se tirase que él la recogía. Y así lo hizo, salvándole la vida.

Luego resultó que aquel guitarrista trabajaba en la misma compañía donde baila mi amigo Jairo, que estaba también en Tokyo cuando sucedió aquello, y que el hombre incluso fue condecorado por su heroica actuación ( la del incendio, no la otra…)…en fin, casualidades de la vida.

El caso es que me quedé con lo del ramen, no sé, me resultó curioso que aquel hombre, ya mayorcito y granaíno, fuese aficionado a esas sopas exóticas cuando te lo hubieras imaginado más con un caldito de puchero con hierbabuena, por poner un ejemplo…

Tras tomar por fin ramen en un par de sitios y comprobar que me gustaba tanto como me había imaginado, me decidí a hacerlo en casa con ayuda de Claudia, cogiendo ideas de aquí y de allá y con lo que teníamos por la nevera. Los resultados fueron bastante espectaculares para ser una versión rápida y sui generis del auténtico ramen japonés, del que hay muchas variedades, algunas de ellas muy elaboradas.

Ingredientes para 4 personas

1 l ½ de caldo de pollo o cocido; 3 dientes de ajo aplastados; una raíz de de jengibre cortada en láminas finas; 3 cucharadas de pasta de miso ( a la venta en cualquier supermeracdo asiático); un buen chorro de salsa de soja; 2 pechugas de pollo deshilachadas; 4 cebolletas picadas; 2 tazas de espinacas ; 2 tazas de kale o col china; 1 taza de zanahoria; 1 taza de setas shitake; 2 huevos poco hervidos; fideos ramen cocidos ( o udon o noodles, el fideo que más os guste); cebollino picado para adornar

Preparación

 Cortamos la zanahoria en rodajas finas y un poco al bies. Cortamos también las setas en láminas y la col china en juliana mediana, no muy fina. Picamos las cebolletas, dos de ellas en láminas, las otras dos en tiras. Salteamos las zanahorias por una parte y las setas shiitake por otro con una gota de aceite. Seguidamente, hervimos las espinacas en agua salada durante unos 30 segundos como mucho. Hacemos lo mismo con la col china, pero la dejamos unos 3 minutos. Reservamos todo.

Ponemos el caldo a hervir con el jengibre cortado en láminas, los ajos enteros y las dos cebolletas en tiras. A los 30 minutos añadimos la salsa de soja y las dos pechugas enteras ( si ya tenéis el pollo hervido del cocido os saltáis este paso) y las dejamos cocer durante unos 15 ó 20 minutos más. Las sacamos, las deshilachamos y las apartamos. Añadimos al caldo la pasta de miso con cuidado de que no salgan grumos ( por ejemplo, utilizando un colador). Cocemos dos huevos durante unos 8 minutos. Pasado este tiempo, los sacamos del agua y los metemos un ratito en agua con hielo para que la clara quede dura y la yema líquida. Preparamos los fideos en un cazo aparte.

Con todos los ingredientes ya listos, montamos los platos o cuencos para cada comensal: un poco de caldo, los fideos encima, en un lado un puñadito de espinacas, otro de col china, otro de setas, cebolleta cortada, un puñadito de zanahorias, un poco de pollo, medio huevo y, para adornar, cebollino cortado.

Se come con cuchara y palillos, sorbiendo ruidosamente el caldo para que se enfríe y se aprecien mejor los sabores.