Cocido valenciano (Celia)

IMG_20170325_151936
Con esta receta inauguro la temporada de otoño y ¿qué mejor que un cocido valenciano para ello? Y digo valenciano porque no es igual que el madrileño, pues lleva más variedad de verdura, por supuesto las pelotas y, sin embargo, no lleva chorizo ni morcilla. Es por tanto mucho menos pesado y el sabor que le aportan los tubérculos y las especias le confiere unos matices que recuerdan más a algún plato de la cocina árabe que al clásico cocido madrileño.

Ingredientes
Garbanzos; morcillo; tocino; huesos de ternera y alguno de tuétano; un cuarto de gallina; un par de pelotas de cocido ( ver receta anterior ); patatas, zanahorias; repollo; nabo; nabicol; chirivía; boniato; pencas; sal; azafrán.
Preparación
Se ponen los garbanzos en remojo con agua caliente la noche antes. Se preparan las pelotas y se envuelven con las hojas de col. Se limpian las pencas frortándolas con sal y agua caliente para quitarles el amargor.
Mientras, se va preparando el resto de la verdura, se pone la carne salada con agua en la olla y al fuego para que vaya hirviendo. Se va quitando la espuma con una espumadera (para que el caldo quede sin impurezas).
Se añade la verdura salada, los garbanzos, el azafrán y arriba de todo las pelotas.
El tiempo de coción dependerá de la olla que se utilice. Cuando está cocido se separa el caldo y  se pone el resto en una fuente grande.
Se pueden añadir unos fideos finos al caldo y se sirve primero esa sopa… o bien se puede servir el consomé en una taza y todo lo demás a la vez.
Advertisements

Ensalada de lentejas (Natacha)

ensalada de lentejas

¡Hola a todas! Hoy comparto con vosotras esta ensalada de lentejas que nos ha enseñado Maritza este verano.

Maritza es colombiana y es la hija de Lyda, quien ha sido mi apoyo y la segunda madre de mis hijos durante muchos años. Las dos son parte de mi familia. Las recetas que hacía Lyda y ahora Maritza, como los frijoles, las sopas, la yuca frita o los patacones siempre nos han gustado mucho y nos hemos acostumbrado al sabor del cilantro que acompaña a muchos de sus platos. También está receta lo lleva y para mi es lo que le da ese sabor especial.

Gracias, Maritza por compartir esta receta en nuestro blog. Es muy fácil de hacer, además de super sana.

Ingredientes (para 4 personas)

Un bote pequeño de lentejas cocidas; una cebolla morada grande o 2 pequeñas; un tomate grande; un aguacate; una rama grande de cilantro; aceite, sal, vinagre de vino

Preparación

Lavamos las lentejas con agua, escurrimos y reservamos.

Pelamos el tomate y lo cortamos en cuadrados pequeños, cortamos la cebolla y el aguacate de igual forma. Mezclamos todos los ingredientes, añadimos sal, aceite y vinagre. Cortamos el cilantro (las hojas y también los tallos que dan mucho sabor) , añadimos a la ensalada y mezclamos todo bien.

Refrescamos un rato en la nevera antes de servir.

Como veis, fácil, rápido y muy rico además de sano y nutritivo.

¡Espero que os guste!

Potaje de garbanzos con tagarninas (Marta)

GARBANZOS CON TAGARNINAS

Como dice mi amiga Gema, con los años nos volvemos cada vez más sensibles. Y yo, que ya voy teniendo una edad (me encanta esa expresión…¿por qué significará ser mayor, cuando perfectamente puedes tener una edad de 13, por poner un ejemplo?) y que estoy todavía afectada por los recientes acontecimientos, me emociono hasta con la comida, no solo por comerla, que también, sino por los recuerdos que me traen ciertos platos.

Por eso, la receta de hoy quiero dedicársela a dos hombres importantes de mi vida que, desgraciadamente, ya no están con nosotros: mi padre y mi querido Alex. La primera vez que probé este plato iba con ellos y con mi madre por la ruta del toro de Cádiz. Paramos en la Venta El frenazo, en Los Barrios, a comer algo y pedimos este potaje por pura curiosidad, ya que, aunque mi padre sí las conocía, ni Alex ni yo sabíamos qué era aquello de las tagarninas. Después de aquella vez paramos muchas más, pero no fue hasta unos años después cuando, en casa de Gema precisamente, me enteré que las tagarninas también se cogían en Madrid, solo que aquí se llaman cardillos y que son los brotes tiernos de un tipo de cardo que se recogen cuando empieza la primavera. ¡Qué ricos también aquellos cardillos que preparó Carmen, su madre, con una sencilla vinagreta!

Como parece que el frío no termina de irse, os dejo esta receta típica de la zona de Cádiz y de Málaga, que fue donde compré estas tagarninas recién cogidas.

Ingredientes para 6 personas

1/2 kilo de garbanzos ( a mi me gustan los pedrosillanos pero vale cualquiera); 1 manojo de tagarninas; 1 trozo de chorizo; 1 rebanada de pan; 1 cebolla; 6 dientes de ajo; 1 tomate; un poco de pimentón de la Vera; aceite y sal

Preparación

La noche anterior ponemos los garbanzos en remojo con una cucharadita de sal. Por la mañana, los ponemos a hervir con una hoja de laurel y el trozo de chorizo. Mientras tanto, lavamos bien las tagarninas, quitándoles la tierra que puedan tener y algún pincho que haya quedado. Las troceamos y reservamos. En una sartén con un poco de aceite, freímos una rebanada de pan del día anterior. Reservamos. A continuación rehogamos la cebolla, los ajos pelados pero enteros ( solo rotos con un golpe seco para que suelten su sabor) y el tomate, añadimos un poco de pimentón y la sal. Lo ponemos todo en un mortero junto con el pan frito y lo majamos hasta hacer una pasta que añadimos a la olla de los garbanzos. Cuando los garbanzos estén medio hechos (1 hora y cuarto en olla normal) añadimos las tagarninas y dejamos cocer todo junto otra media hora o hasta que los garbanzos estén tiernos.

UN CONSEJO: Si a la hora de comerlos les añadís arroz, que se puede cocer en la propia olla de los garbanzos o aparte, tendréis un alimento nutricionalmente completo.

Faves sacsaes (Celia)

faves scaescs

Esta semana voy a compartir con vosotros una receta muy de mi tierra. Se trata de “faves sacsaes” o lo que en castellano podríamos llamar vulgarmente habas  meneadas.

Cuando pienso en las habas,  automáticamente me viene la imagen de mi padre frente a la chimenea rodeado de unas bolsas enormes con las vainas, un barreño sobre las piernas y venga pelar habas. Y seguro que alguien exclama: “Qué bien, ¡habitas!”. Y su respuesta : “Cogidas de hoy”.  Porque según él, están mucho mejor si están recién cogidas y, por supuesto, han de cocinarse el mismo día porque saben mucho mejor.

En fin , sin comentarios. Yo me río, pero os puedo asegurar es que saben a gloria.

Ingredientes para 4-6 personas

2 kg de habas ; 4-5 dientes de ajo; perejil; pimentón; unas hojitas de hierbabuena; magro de cerdo en taquitos pequeños (opcional)

Preparación

Pelamos las habas, para lo cual es conveniente usar guantes, porque si no, luego se nos quedan las uñas negras. Hay que dejar algún trozo de las vainas para que estén más tiernas.

Ponemos a calentar aceite de oliva en un caldero y echamos las habas y las vainas a trocitos. Les damos una vueltecita y añadimos ajo y perejil, que previamente habremos machacado en el mortero. También el pimentón y las hojas de hierbabuena. Lo  rehogamos todo un momento y añadimos una pizca de agua y sal.

Si se quiere, se puede añadir un poco de magro de cerdo a taquitos pequeños, que doraremos un poco antes de echar las habas.

Las dejamos tapadas a fuego medio-bajo y cada poco las meneamos sin levantar la tapa. Hay que moverlas hacia los lados y también intentar voltearlas. Así no las romperemos.

En unos 15-20 minutos estarán listas. Y si las acompañamos con un huevo frito, nos queda un plato estupendo.

Alubias rojas con cebolla caramelizada (Alicia)

alubias rojas

Cuando era pequeña e iba a la cocina a desayunar, sabía qué íbamos a comer ese día porque me encontraba las legumbres puestas a remojo desde la noche anterior. Y aunque otras legumbres se preparan hoy día de forma diferente, con las alubias eso no pasa: siempre hay que remojarlas al menos 12 horas.

Estas alubias, concretamente,  las probé por primera vez en casa de mi amiga Paloma y me pareció muy buena idea modificar un poco la forma de prepararlas o, más bien, de acabarlas. Yo siempre las había tomado con carne, chorizo, arroz etc, pero nunca con cebolla caramelizada. ¡Y os prometo que están buenísimas!

Por otra parte, las alubias rojas se diferencian de las blancas o de las negras porque tienen un alto contenido en hierro y en zinc, lo que nos ayuda a aumentar nuestras defensas y a reforzar el sistema inmunológico.

Ingredientes para 4 personas

250 / 300 gr de alubias rojas; 1 puerro; 1 una cebolla ; 1 zanahoria; 2 cebollas para caramelizar

Preparación

La noche anterior ponemos las alubias en remojo.

Antes de cocer las alubias, cambiamos de agua para la cocción. Ponemos las alubias en la cazuela con un puerro, una cebolla y una zanahoria, sin sal y las cocinamos a fuego lento durante unas 2 ó 3 horas. Cuando el agua se vaya consumiendo añadimos más agua fría y las asustamos (para cortar la cocción y que queden más suaves) hasta 3 veces. Si las hacemos en la olla rápida, en unos 20 ó 30 minutos estarán listas. En olla normal, siempre las vamos moviendo para la que la salsa engorde.

En una sartén caramelizamos las cebollas y cuando las tengamos, a emplatar…y  buen provecho!

El cuscús de África (Marta)

 

CUSCUS_1

Aunque este plato es típico del norte de África, yo no me refiero  al continente sino a la dueña del bar de abajo de casa de mis padres. Como muchos marbelleros (y españoles), había vivido en Casablanca cuando Marruecos era un protectorado. Aunque en su bar solo daba tapas, algunos jueves hacía un cuscús de chuparse los dedos y mi padre, que vivía solo (mi madre ya no estaba con nosotros) nos avisaba a familia y amigos para tan magno acontecimiento ¡Hasta 20 personas nos llegamos a juntar en aquel minúsculo bar! Y es que una buena comida tiene más adeptos que un mitin…

Como sabréis, el cuscús en el mundo árabe es como el cocido en España: cada región y cada familia tiene su propia receta. Este cuscús, particularmente, no es el que se suele tomar a diario sino uno un poco más elaborado y , además de que es una versión un poco sui generis del cuscús de África, tiene de árabe lo que yo (por mucho que mi familia alcarreña  se empeñe en llamarme mora). Ahí os lo dejo.

Ingredientes para 6 personas

350 gr. de sémola de trigo (cuscús) ; agua para el caldo; 1 paletilla de cordero en trozos (como no había, yo he usado pierna); 2 tomates; 4 zanahorias, 1/4 de repollo; 1 trozo de calabaza; 1 boniato o batata; 1 calabacín; 2 ramitas de apio; 1 puerro; 2 nabos; 250 gr de garbanzos cocidos; 3 cebollas; 150 gr de almendras, 100 gr de pasas; miel; ras el hanout ( o en su defecto, una mezcla de cúrcuma, pimienta blanca, jengibre molido, canela, cardamomo, cilantro, cominos, pimentón dulce y nuez moscada); mantequilla; aceite y sal.

Preparación

En una olla grande, rehogamos el cordero con un poco de aceite y, cuando está dorado, añadimos los tomates en trozos. Cuando el tomate está casi deshecho, añadimos la mezcla de especias o ras el hanout y, enseguida, unos tres litros de agua. Cuando lleva unos 10 min cociendo añadimos las verduras más duras: zanahorias, nabos y apio. Pasados 20 min,  echamos el repollo, la batata y el puerro. Y, finalmente, cuando la carne está ya bastante tierna, el calabacín, la calabaza y los garbanzos en una red para que cojan sabor. Si el caldo no está suficientemente amarillo, yo añado más cúrcuma que, además de potenciar el color y el sabor, tiene un montón de propiedades nutricionales: es anticancerígena, antiinflamatoria, favorece el buen funcionamiento del hígado…

Mientras se hacen el caldo, la carne y la verdura, hacemos la salsa. Por una parte, tostamos a fuego lento las almendras (SIN ACEITE) hasta que están doradas y crujientes. En otra sartén, ponemos a pochar lentamente tres cebollas. Cuando están blanditas, añadimos las pasas, un par de cucharadas de miel, un poco de ras el hanout y caldo de la cocción. Casi en el momento de servir añadimos las almendras previamente tostadas.

Cuando ya tenemos todo listo, preparamos el cuscús. El  auténtico se hace en una  cuscusera que se coloca sobre la olla del caldo y se trabaja a mano durante mucho tiempo hasta que el grano está completamente suelto. Nosotros haremos la versión exprés, siguiendo las instrucciones del fabricante (o sea, del paquete de cuscús) pero sustituyendo una parte del agua por caldo para que tenga color.

Servimos en una fuente grande con el cuscús debajo, las verduras, la carne y los garbanzos encima en el centro y  la salsa y el caldo aparte para que cada comensal se sirva lo que quiera.

Arros amb fesols y naps (Natacha)

 

arroz con naps y fesols

Como buena dianense y como en mi casa siempre se ha cocinado el arroz en todas sus formas, voy a empezar con un arrocito caldoso, perfecto para el otoño-invierno y que además es el preferido de Paula.

Por supuesto, la receta es de mi madre y  ya sabéis que en esto del arroz hay múltiples versiones, así que seguro que de la misma receta encontráis otra y seguro que Celia lo hace diferente  pero bueno, esta es la receta de mi madre y ahora también mía:

Ingredientes para 6 personas

Costilla de cerdo fresca troceada ½ kg, en trozos pequeños; una manita de cerdo troceada (si no os gusta se quita al hacer el arroz); pimentón dulce, 2 cucharadas medianas rasas; alubias blancas pequeñas , 100 gr. (previamente las hemos dejado 12 h en remojo); 2 nabos, 2 zanahorias, un boniato (o batata ya que en Madrid no encuentro siempre boniato), un trozo de repollo (la mitad de ¼); 2 pencas o cardos en trozos; 1,5 litros de agua; azafrán; aceite de oliva; arroz. (en Denia se pone también nabicol pero en Madrid no encuentro).

Preparación

Primero se hace el caldo con la carne y todas las verduras. Salar las costillas y la manita. Poner aceite en la olla y sofreírlas hasta que se doren, añadir las alubias y 2 cucharadas medianas de pimentón dulce, remover todo para que se mezcle bien el pimentón con el resto. Añadir agua (1,5 litros más o menos). Trocear  toda  la verdura en trozos pequeños y añadir al caldo. Añadir sal y azafrán (un sobre  de azafrán molido).

Dejar cocer  durante  2 h. a fuego medio en caldero. Si lo hacemos en en la olla exprés el tiempo de cocción será 45 min.- 60 min.  a fuego medio y, si es una olla súper rápida, unos 30 minutos.

Para hacer el arroz:

Una vez está hecho el caldo  (revisar que la verdura y las alubias están cocidas), se añade el arroz. Yo siempre saco un poco de caldo antes para luego añadir a los platos, ya que  según gustos puede ir más o menos caldoso. Se calcula una taza pequeña (de las de café) de arroz por persona.

Antes de añadir el arroz el caldo tiene que estar en ebullición. Cuando añadimos el arroz bajar el fuego a medio-bajo. Si lo hacemos en la olla son 10 minutos. En un caldero tarda  20 minutos  y hay remover de vez en cuando para que no se pegue. El arroz tiene que quedar caldoso.

Bueno amigas, espero que os chupéis los dedos. Aquí va la foto del arroz hecho un día de lluvia que todavía sabe mejor.