Lasaña de verduras de temporada (Natacha)

lasac3b1a-de-verduras-de-temporada1.jpg

Hola a tod@s. Después de un tiempo ausente, vuelvo con esta receta que por el nombre parece de “carta” de restaurante. Pero no lo he puesto para que quede “bonito” sino porque me doy cuenta que cada vez sabemos menos sobre el campo y sobre qué verduras son de una temporada y cuáles de otra.

Eso nos pasa porque en los supermercados encontramos verduras de todo tipo durante casi todo el año. En un mercado de pueblo la cosa cambia, allí la mayoría vende la verdura que cultiva en cada estación, asi que no se te ocurra pedir fresas en Diciembre porque te van a mirar raro. Y ya si te vas a África y pides un zumo de mango cuando en los árboles no hay mangos te miran como si fueras extraterrestre.

Creo que es importante volver a mirar al campo y a lo que nos ofrece en cada momento, ya que todo tiene su motivo.

Cada época del año tiene su verdura propia. En otoño llegan verduras ricas en antioxidantes y vitamina C que nos proporcionan mas defensas y energía para afrontar la estación. Como la alcachofa, brócoli, coliflor, espinacas, acelgas, calabaza, hinojo, setas, etc

Para esta receta se pueden utilizar las verduras que yo propongo o las que os gusten siempre que sean de temporada.

Ingredientes (para 4 personas)

4 alcachofas; 1/2 brócoli; un trozo de calabaza de unos 300 gr; 300 gr de setas; sal; aceite de oliva; orégano; comino; placas de lasaña; 4 cucharadas de tomate frito; queso rallado tipo parmesano.

Para la bechamel: una cucharada grande de mantequilla; 2 cucharadas de harina; nuez moscada, sal y 750 ml de leche.

Preparación

Limpiamos las alcachofas para que nos quede la parte dura y troceamos en láminas al igual que la calabaza. Limpiamos y troceamos el brócoli (tanto los ramilletes como el tronco) y las setas.

Rehogamos con aceite las alcachofas, la calabaza y el brócoli. Cuando se ablandan añadimos las setas y terminamos de cocer, añadimos la sal y espolvoreamos con el orégano y el comino.

Cocemos la pasta de lasaña o sumergimos en agua 10 minutos (según indicaciones del fabricante)

Bechamel: derretimos la mantequilla, mezclamos con la harina y añadimos la leche poco a poco removiendo hasta espesar. Añadimos sal y un poco de nuez moscada. A mi me gusta que la bechamel quede un poco líquida

Para montar la lasaña:

En el fondo de la fuente colocamos las 4 cucharadas de tomate frito y cubrimos con un poco de bechamel. Sobre esto se colocan en capas las placas y la verdura. Sobre cada capa de verdura ponemos unas cucharadas de bechamel, así sale más jugosa. Sobre la ultima capa de pasta añadimos la bechamel que cubra bien y encima el queso rallado.

Gratinamos y… ¡¡listo para comer y disfrutar!!

Espero que os guste.

Advertisements

Cocido valenciano (Celia)

IMG_20170325_151936
Con esta receta inauguro la temporada de otoño y ¿qué mejor que un cocido valenciano para ello? Y digo valenciano porque no es igual que el madrileño, pues lleva más variedad de verdura, por supuesto las pelotas y, sin embargo, no lleva chorizo ni morcilla. Es por tanto mucho menos pesado y el sabor que le aportan los tubérculos y las especias le confiere unos matices que recuerdan más a algún plato de la cocina árabe que al clásico cocido madrileño.

Ingredientes
Garbanzos; morcillo; tocino; huesos de ternera y alguno de tuétano; un cuarto de gallina; un par de pelotas de cocido ( ver receta anterior ); patatas, zanahorias; repollo; nabo; nabicol; chirivía; boniato; pencas; sal; azafrán.
Preparación
Se ponen los garbanzos en remojo con agua caliente la noche antes. Se preparan las pelotas y se envuelven con las hojas de col. Se limpian las pencas frortándolas con sal y agua caliente para quitarles el amargor.
Mientras, se va preparando el resto de la verdura, se pone la carne salada con agua en la olla y al fuego para que vaya hirviendo. Se va quitando la espuma con una espumadera (para que el caldo quede sin impurezas).
Se añade la verdura salada, los garbanzos, el azafrán y arriba de todo las pelotas.
El tiempo de coción dependerá de la olla que se utilice. Cuando está cocido se separa el caldo y  se pone el resto en una fuente grande.
Se pueden añadir unos fideos finos al caldo y se sirve primero esa sopa… o bien se puede servir el consomé en una taza y todo lo demás a la vez.

Ajoblanco con uvas Moscatel (Marta)

Ajoblanco

Después de esta pertinaz sequía, no la que asola España (que también) sino la que ha hecho que nuestro blog esté árido de recetas desde el principio del verano, volvemos a la carga con un plato que, si os dais prisa, todavía podéis hacer antes de que se acaben del todo los calores y las uvas Moscatel. Es muy fácil y rapidita rapidita…

Esta receta viene, como tantas otras, de mi madre y me trae recuerdos de los veranos de mi infancia y juventud, cuando íbamos, a mediados de agosto, a comprar las primeras uvas Moscatel a Manilva y ya en el mismo puesto empezábamos a atacar los racimos que el agricultor nos ofrecía. Este año no he conseguido uvas de Manilva, así que he tenido que comprarlas de Alicante, que, sin ser como las malagueñas, tampoco están mal.

Otra opción también muy rica  para acompañar el ajoblanco es cortar melocotón en trocitos pequeños. Eso sí, si es de Calanda, de esos amarillos y duros que aún saben a melocotón, mucho mejor.

Ingredientes (para 4-6 personas)

250 g de almendras crudas; 150-200 g de pan duro; 2 dientes de ajo; aceite, vinagre, sal y agua; un racimo de uvas Moscatel para acompañar

Preparación

Quitamos la corteza del pan, lo partimos en trozos grandes y lo ponemos en un bol a remojar con agua y un buen chorretón de vinagre. Al añadir el vinagre al agua del pan conseguimos que el ajoblanco no quede tan ácido.

En el vaso de la batidora vamos añadiendo las almendras, los ajos ( a los que previamente habremos quitado la parte central para que no repitan), el pan en trozos,  sal y un chorro de aceite. Una vez mezclado esto vamos añadiendo agua fría poco a poco hasta conseguir la textura deseada, que es la de una crema más clara que espesa. Si es necesario, añadimos un poco más de aceite. Es importante que se “sientan” los trozos de almendra, que esta no quede completamente triturada como sucedería si lo hacéis en Thermomix.

Una vez listo, se mete en la nevera hasta el momento de servir. Se acompaña con uvas Moscatel despepitadas y peladas.

 

Arroz caldoso de temporada (Celia)

arroz-caldoso

Acostumbrados como estamos a tener acceso a alimentos de todo el mundo y en cualquier momento, puede que nos cueste creer que no hace tanto no era así. Antes, algunos platos se hacían sólo en determinadas épocas del año, en función de las verduras de temporada de las que se podía disponer.

El arroz que nos ocupa puede hacerse “de verano” o de “invierno”  según las verduras de que dispongamos.

Ingredientes para 6 personas

Base para el arroz caldoso:

Cuatro trozos pequeños de pollo; medio conejo troceado ( a ser posible con la cabeza); unos trocitos de costilla de cerdo (opcional); dos o tres dientes de ajo; un poco de perejil; un tomate rallado; un pimiento verde y medio pimiento rojo.

Para el de verano le añadimos un poco más de pimiento rojo, una berenjena y unos 300gr de judías verdes. Pero si queremos el de invierno pondremos 4 alcachofas, unos ajetes tiernos y dos puñados de guisantes .

Preparación

Se sala la carne y se sofríe junto con un par de ajos machacados. Se añade el pimiento a trocitos y los ajetes tiernos. Cuando esté dorado todo se echa un picadillo de ajo y perejil y luego un tomate rallado. Se da una vueltecita y se va añadiendo la verdura a trozos pequeños. Primero las judías o guisantes, por último la berenjena ( las alcachofas mejor dejarlas para el final, pues necesitan menos tiempo). Se añade agua y se deja cocer a fuego lento una media hora.

Luego se rectifica de sal y se añade un puñado de arroz por persona y se deja que cueza de 15 a 20 min.

Este arroz debe servirse enseguida, pues de lo contrario se empasta. Es preferible que repose en el plato.