Bacalao dourado (Alicia)

image3

El bacalao me encanta: es un pescado blanco que supone una buena fuente de vitaminas, entre las que destacan la B1, B2, B6 y B9  y  es rico en minerales como el potasio y el fósforo.

La receta de hoy es típica portuguesa y muy fácil de hacer. El otro día, Carlos me sorprendió con este plato que preparó en menos de 20 minutos (con patatas paja de bolsa) y bacalao desalado desmigado. Estaba buenísimo, así que hoy he decidido hacerlo para vosotros.

Ingredientes

400 g de bacalao desalado desmigado; 4 patatas o 1 bolsa de patatas paja de bolsa;1 cebolla; 4 ó 6 huevos; aceite de oliva; sal; perejil o cilantro

Preparación

Si te decides a hacer tú las patatas, se pelan las patatas, se cortan con una mandolina en tiras finas aproxima 1 ml, se reservan en agua hasta que se frían y se secan bien antes de freírlas.

Se pela la cebolla y se parte en juliana muy fina

En una sartén, se pone aceite para pochar la cebolla con un poco de sal ( cuidado con la sal, el bacalao ya tiene mucho).

Se añade el bacalao troceado y se saltea un par de minutos.

A continuación, se añaden las patatas y se mezcla durante 2 minutos.

Y por último, los huevos batidos que removeremos con cuidado para que el plato no se seque.

Se emplata y se espolvorea con perejil, cilantro o nada.

Espero que os guste. A mí me encanta y, sobre todo, ¡¡¡que me lo hagan!!!

Advertisements

Pudín de merluza (Alicia)

Pudin de merluza

Este pastel de pescado, en este caso de merluza y atún, es una receta tradicional que admite gran cantidad de variantes y de formas de hacerlo. Puede tomarse como un primer plato, frío o caliente. Esta receta es fría y va acompañada de mahonesa, también queda muy bueno con una crema de verduras. Además, se puede dejar preparado de un día para otro. En mi opinión, así es como queda mejor.

Ingredientes (para 4-6 personas)

1/2 Kg de merluza; 2 latas de atún; tomate frito (opcional); mantequilla;  100 ml leche Ideal; 3 huevos; cebolla; sal y pimienta.

Preparación

Cocemos el pescado, lo escurrimos bien del agua de cocción y lo desmigamos.

Pochamos la cebolla lentamente con cuidado que no se queme y se quede blandita.

Untamos un molde tipo plumcake con mantequilla.

En un bol batimos los huevos, la leche, añadimos la merluza y el atún bien escurrido y la cebolla pochada.

Una vez lo tengamos todo mezclado lo salpimentamos y añadimos un poco de tomate frito para dar color.

A continuación lo vertemos en el molde elegido  previamente untado con mantequilla y lo metemos al horno , a temperatura de 180º  durante unos 30 minutos (aunque el tiempo depende del horno).  Para saber si está listo se pincha un palillo en el centro, si sale limpio es que ya está.

Se deja enfriar, se le da la vuelta como a un flan y se adorna.

Pechugas de pavo al moscatel con ciruelas pasas y orejones (Alicia)

pechugas-de-pavo-al-moscatel

Hoy vamos a hacer una receta de pavo, en este caso pechugas de pavo. No sé si sabéis que en el mercado podéis encontrar pavo y pava, pero siempre he oído decir en mi casa que la pavita es más jugosa y más pequeña.

Mi madre solía hacerla más o menos de la misma manera pero sin el vino moscatel. Comprábamos una pava y ella misma la troceaba…a mi me resulta más cómodo hacer esta receta con pechugas.

El pavo es una carne con pocas calorías y poco contenido de grasa y de colesterol. Aunque el pavo es indiscutible en la cena de Navidad y de acción de gracias, ahora podemos encontrarlo en cualquier momento del año y es un alimento que deberíamos incluir más en nuestra dieta diaria.

Esta receta también queda muy buena con pollo.

Ingredientes 

2 pechugas de pavo; ciruelas pasas sin huesos; pasas sin pepitas; orejones ; vino moscatel, harina; 2 cebollas y aceite.

Elaboración

En un cuenco se ponen las ciruelas pasas y los orejones cubiertos de vino moscatel.

En una sartén ponemos aceite a calentar para sellar las pechugas que previamente hemos enharinado. Las sellamos y  reservamos.

En ese mismo aceite ponemos 2 ó 3 cebollas picadas y dejamos que se hagan lentamente hasta que la cebolla esté pochada.

Añadimos a la sartén todo lo del cuenco y dejamos al fuego para que se evapore el alcohol.

Añadimos las pechugas y las dejamos un par de minutos a fuego medio dando la vuelta.

Dejamos en la sartén o cazuela hasta que llega la hora de servir. Entonces  se calientan, con cuidado de no pasarse con el tiempo para que las pechugas no se quedan secas.

Están más buenas de un día para otro. Buen provecho…¡espero que os gusten!

Salmorejo de remolacha y fresas (Alicia)

GAZPACHO DE REMOLACHA Y FRESAS

Aunque la temporada de fresas casi ha acabado, me parece una receta original, sana y fácil de hacer.

Os cuento un poco su historia. Cada x tiempo, nos juntamos un grupo de cuatro madres del colegio. En un principio solo fuimos madres  de los amigos de nuestros hijos pero, con el tiempo, nos hemos convertido en una gran piña.  Unas veces nos juntamos las madres solas y otras menos veces con los maridos, acompañantes, amantes, parejas etc …lo que suele pasar en estos casos. La verdad es que lo pasamos genial y hablamos de todo: hijos, parejas, estrenos, exposiciones, etc…Cuando llegó el turno de hablar de la comida, Mayte nos contó esta receta que yo ahora comparto con vosotras.

Ingredientes para 6 personas

500 grs de tomate; 300 grs de fresa; 2 remolachas (yo utilizo las que están al vacío ya cocidas); 1 cebolla; 1 diente de ajo; aceite de oliva virgen (30-40 grs, a mi me gusta con poco aceite y ya veréis como queda bien) vinagre; una pizca de sal; pimienta y queso cabrales para adornar ( yo como no tenía cabrales usé el que tenía en casa que era parmesano).  Si queréis, le podéis poner un poco de pan.

Preparación

Batir todo menos el queso. Enfriar y degustar.

Bonito encebollado (Alicia)

Bonito ebcebollado_2

Ahora que parece que el frío se ha ido de verdad, empiezo a sentir ese agradable cosquilleo que anuncia el verano… y es que ¿a quién no le gusta el verano? A mi me trae recuerdos de alegría y felicidad. Cuando éramos pequeños ( y no tan pequeños) nos juntábamos con mi prima, mis tíos y mi amama, desde junio (por San Juan ) hasta que volvíamos a empezar el colegio…Era muy divertido: por la mañana, playa, por la tarde, monte, con sus chorizos al palo unos días y otros una buena chocolatada o tortilla de patatas cuando íbamos con los hermanos mayores, otros días, bici . El verano es la época del bonito del norte y por eso lo comíamos todas las semanas, unas veces con tomate, otras en marmita o encebollado de muchas formas. Hoy os voy a dar una receta fácil y una muy buena forma de comer pescado. Antes los bonitos sólo se comían en temporada pero ahora los encuentras en cualquier época del año.

Ingredientes para 4 personas

800 grs de bonito; 3 cebollas grandes;  5 pimientos verdes italianos; sal; aceite

Preparación

Partimos las cebollas y los pimientos verdes en juliana. En una sartén o cazuela ponemos una buena chorretada de aceite y a fuego lento vamos rehogando la verdura con un poco de sal. Cuanto más bajo  pongas el fuego, mejor te quedara el rehogado.

En una sartén echamos unas gotas de aceite y sellamos el bonito por los dos lados cuidando que no se queme

A continuación el bonito se pone en la cazuela o sartén del encebollado y se deja unos minutos, cuidando que no se pase.

¡No sabéis qué rico está!

Huevos rellenos de atún con bechamel (Alicia)

HUEVOS CON BECHAMEL

Cuando era pequeña, la lechera venía todos los días a casa a dejar la leche y los huevos. Es una imagen que tengo clavada en mi memoria. Como el olor a leche hervida que, al enfriarse,  hacía esa nata tan buena que mis hermanos y yo nos comíamos con pan y azúcar, mientras mi amama nos decía: ¡que la nata es para hacer pastas! O la textura de esa mantequilla…y  ¡qué os voy a contar de los huevos!…con esa yema rojiza y ese sabor que no he podido olvidar. Por eso hoy quiero dejaros una receta de esos huevos que me traen tan buenos recuerdos.

Ingredientes para 4 personas

8 huevos ( a mi me gustan más los ecológicos ); 250 grs de atún para rellenar; un par de cucharadas de mahonesa y una cucharada de ketchup o tomate; sal y pimienta; para la bechamel ligera: 25 gr de mantequilla; 400 ml de leche y unos 40 gr de harina (aprox.); sal y pimienta.

Preparación

Hervimos los huevos y, cuando estén fríos, los partimos a lo largo, vaciamos las yemas de las claras y las reservamos para mezclar con el resto de los ingredientes, dejando una yema para adornar.

Hacemos una bechamel ligera poniendo en una sartén o cazo la mantequilla, cuando está derretida añadimos la harina y la doramos, una vez dorada, vamos añadiendo la leche poco a poco mientras removemos sin parar con una cuchara de madera. Añadimos sal y pimienta. Tened cuidado de que no quede demasiado espesa. Si es así, añadimos más leche.

A continuación rellenamos las claras con la mezcla de yemas, atún, mahonesa y tomate frito y los ponemos en una fuente resistente al horno.

Echamos la bechamel encima de los huevos, añadimos por encima un poco de queso rallado y la yema de huevo que habíamos reservado bin picadita y lo metemos en el horno a gratinar.

¡Espero que os guste!

Dorada a la sal (Alicia)

DORADA A LA SAL OK

Hoy os traigo un plato tan fácil que solo tiene dos ingredientes: pescado y sal. La cocina a la sal es una de las formas más sencillas (y antiguas) de realzar el sabor natural de una carne o un pescado, dejándolos increíblemente jugosos.

Esta receta solo tiene un secreto o, mejor dicho, solo tiene dos. El primero se llama materia prima: tenéis que comprar una dorada fresca, con escamas plateadas y lustrosas, con ojos brillantes y el cristalino bien transparente. El segundo secreto también tiene que ver con los ojos y es un truco para saber cuándo está el pescado en su punto justo y hay que sacarlo. Seguid leyendo y lo sabréis.

Ingredientes para 4 personas

2 doradas de unos 800 gr; un paquete de sal gorda para hornear.

Preparación

Pedimos al pescadero que nos prepare las doradas para hacerla a la sal; la mayoría te las dejará con todo, escamas y tripas incluidas. Pero, si no quieres tener que quitar la tripa una vez cocinada la dorada, mejor pedirle a tu pescadero que te la quite pero sin abrir demasiado el pescado. De esta manera no entrará sal y te evitarás el engorro de limpiar el pescado antes de servirlo.

En la fuente del horno ponemos la sal y encima las doradas y las cubrimos por completo pero dejando los ojos al descubierto.

la foto 1 (2)

Esta va a ser nuestra señal de que la dorada está lista: cuando los ojos se vuelven grisáceos, hay que sacarla. Más o menos unos 20 ó 30 minutos a una temperatura de unos 200 grados.

Limpiamos la dorada de sal, que  sale fácilmente, las preparamos, emplatamos y listo. Podéis acompañarlas de unas patatas panaderas, unas patatas cocidas o una ensalada.