Habitas baby con jamón del bueno (Javi Guru)

habitas baby con jamón del bueno (Guru)

Hola amigas, soy Natacha. Esta semana tenemos (nuevamente) receta de invitado. Guru nos propone una receta facilita para los “no cocineros y los que no tienen tiempo para mucho guiso”. Os dejo con él.

*****************

Da la casualidad que cuando llego a casa por la noche todos tienen mucha hambre y dado que se han perdido “viejas costumbres”, me he visto obligado a echar mano de mi pobre imaginación para darles de cenar. Y ahora me veo en la tesitura de contaros una de mis grandes hazañas culinarias nocturnas. ¡Espero que me sepáis perdonar!

Ingredientes para 4 personas

2 botes de habitas baby; huevos de corral; jamón serrano del bueno; sal y un trozo de pan.

Maridaje: un tinto joven de roble, a ser posible de Ribera del Duero que es el que me gusta.

Elaboración

  1. Mandar a Mateo al súper a comprar 2 botes de habitas baby; a ser posible de las buenas
  2. Abrir la lata y eliminar el aceite
  3. Depositar el contenido en una sartén amplia
  4. Calentar durante unos minutos removiendo.
  5. Poner los huevos “sin cáscara” sobre las habitas.
  6. Salar los huevos
  7. Colocar el jamón distribuido encima de las habas sin tapar las yemas.
  8. Cuando las claras de los huevos están blancas y sin que se endurezcan las yemas, sacar del fuego.
  9. Servir una ración con huevo y jamón por plato y degustar “mojando pan”

PD: ¡Menos mal que no como en casa!

Tajín de pollo (María Gurucharri)

Tajin de pollo_2

Lo mismo que ocurre con la paella española, el tajine o tajín  marroquí es un guiso realizado en el recipiente del mismo nombre, una cazuela de barro con la tapa cónica .

La cocina en el tajín es típica de Marruecos y de otros países del Magreb. Gracias al barro del que está hecho y a la forma de su tapa, el tajín actúa como si fuera una especie de olla a presión, cociendo los alimentos en su propio jugo y dejándolos tiernos y jugosos a la vez que potencia su sabor.

Aunque no es difícil encontrar estos recipientes, incluso aptos para vitrocerámica, si no tienes uno puedes hacer esta receta en una cacerola.

Además del recipiente, otro de los secretos que hacen tan especial esta receta es el limón confitado, aquí os dejo un enlace donde podéis ver cómo prepararlos.

Es una receta muy sana y que me encanta … La aprendí de mi amiga Pilar  ya que ella es de Casablanca y hace muchos guisos marroquíes. Espero que os guste.

Ingredientes para 4 personas

1 pollo troceado (yo muchas veces pongo solo muslos y contramuslos); aceitunas verdes sin hueso y sin relleno; 3 cebollas picadas; 1/2 limón confitado; 3 cucharadas de aceite; 1 cucharada de mantequilla; jengibre; cúrcuma; pimienta; comino (o, si lo preferís, una cucharada de Ras el hanout, una mezcla de especias típica marroquí que ya lleva todas las anteriores); cilantro picado para decorar

Preparación

Lo ideal es dejar todos los ingredientes macerando toda la noche  en la misma cacerola en que lo vayamos a guisar. Mezclamos todo salvo el limón y las aceitunas.

Al día siguiente lo ponemos la cazuela al fuego bajito (aproximadamente unos 40 grados) y tapado para que se haga con un poco de vapor.

Cuando el pollo está tierno, añadimos el limón troceado y las aceitunas y lo dejamos un par de minutos más.

Lo servimos en una fuente, espolvoreamos el  cilantro picado y…¡listo!

Si no os gusta el cilantro podéis sustituirlo por perejil… a mí me encanta, ya que le da al guiso un sabor muy especial.

Cazuela de habas (Francis Prieto)

cazuela-de-hbas

Mi abuela hacía esta receta desde siempre y mi madre, que la aprendió de ella, la sigue haciendo. Un día, un compañero, Curro, preguntó al equipo de producción de aquel programa que realizaba Canal Sur, que a quién le gustaban las habas. Fuimos pocos los que afirmamos. La mayoría de aquel equipo era gente joven que o bien vivía con sus padres o, simplemente, pasaba de cocinar habas. Curro, que es muy de pueblo, trajo al día siguiente un saco. Yo le llevé un bolsa a mi abuela. Por aquel tiempo yo vivía muy cerca suyo, en el centro de Sevilla (tuve la inmensa suerte de tenerla hasta que tuve 43 años) y me quedé con un kilo para hacerlas en mi casa con su receta. Las estuve haciendo igual durante mucho tiempo, aunque sin chorizo la mayoría de las veces. Hace unos años, una vecina (una señora muy sofisticada y a la vez muy auténtica) me dijo lo de la hierbabuena, que no estaba en la receta de mi abuela.

Ingredientes para 4 personas

Habas frescas, 1/2 k (más o menos); cebolletas frescas; un manojo (más o menos); alcachofas (las que se quieran); un trozo de chorizo (opcional, puede ser una cazuela vegana, que es como yo la hago habitualmente, pero hoy he seguido la tradición familiar para esta ocasión); sal; aceite de oliva; pimentón dulce y picante; comino molido; hierbabuena

Preparación

Se lavan las habas, se desgranan, se le quitan las hebras  y se cortan las vainas. Se lavan y se cortan las cebolletas e igual hacemos con las alcachofas ( yo siempre las envuelvo en limón para que no ennegrezcan). Todo a la cazuela, junto con la sal, el pimentón, el aceite y el comino. Cuando llevan unos 15 minutos sofriéndose, se la añade un poco de agua. A los cinco o siete minutos, se le añade el chorizo cortado a trocitos y un manojo de hierbabuena. A los treinta minutos, se prueba y se considera cuánto tiempo le resta, que puede ser de unos diez minutos más. La hierbabuena se retira, aunque después para emplatar se utiliza un ramillete fresco de adorno.