Alcachofas rehogadas

alcahofas-rehogadas

La buena compañía logra que cada experiencia sea distinta, que lo familiar se renueve para no resultar anodino. La cocina también consiste en acertar con maridajes que enriquezcan y sorprendan, por ejemplo utilizando como complemento la simplicidad de la alcachofa. Me gusta este comodín verde, un transformador de sabores de los productos a los que se empareja. Logra que cambie los registros de la carne, encuentra nuevos matices para el pescado u otras verduras y es lo suficientemente consistente para ser la única protagonista en platos de una sencillez exquisita.

Ingredientes para 4 personas

8 alcachofas;  4 dientes de ajo; un limón;  aceite de oliva y pimentón (opcional)

Preparación

Se quitan las hojas externas de la alcachofa,  se corta la punta (hasta que quede la parte tierna de la flor) , se parten por la mitad y se quita la parte del centro. Enseguida se ponen en remojo con un poco de agua y un limón exprimido para que no se pongan negras, pues las alcachofas se oxidan rápidamente).

Se escurren bien las alcachofas,  se les pone  un poco de sal y se echan en un caldero no muy alto. Se añaden los ajos cortados en finas láminas y un poco  de aceite. Se ponen a fuego fuerte primero para que se doren un poco y luego a fuego lento y tapadas hasta que queden cocidas pero no muy blandas (unos 15-20 min). Hay que moverlas de vez en cuando pero sin destapar el caldero.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s