Potaje de garbanzos con tagarninas (Marta)

GARBANZOS CON TAGARNINAS

Como dice mi amiga Gema, con los años nos volvemos cada vez más sensibles. Y yo, que ya voy teniendo una edad (me encanta esa expresión…¿por qué significará ser mayor, cuando perfectamente puedes tener una edad de 13, por poner un ejemplo?) y que estoy todavía afectada por los recientes acontecimientos, me emociono hasta con la comida, no solo por comerla, que también, sino por los recuerdos que me traen ciertos platos.

Por eso, la receta de hoy quiero dedicársela a dos hombres importantes de mi vida que, desgraciadamente, ya no están con nosotros: mi padre y mi querido Alex. La primera vez que probé este plato iba con ellos y con mi madre por la ruta del toro de Cádiz. Paramos en la Venta El frenazo, en Los Barrios, a comer algo y pedimos este potaje por pura curiosidad, ya que, aunque mi padre sí las conocía, ni Alex ni yo sabíamos qué era aquello de las tagarninas. Después de aquella vez paramos muchas más, pero no fue hasta unos años después cuando, en casa de Gema precisamente, me enteré que las tagarninas también se cogían en Madrid, solo que aquí se llaman cardillos y que son los brotes tiernos de un tipo de cardo que se recogen cuando empieza la primavera. ¡Qué ricos también aquellos cardillos que preparó Carmen, su madre, con una sencilla vinagreta!

Como parece que el frío no termina de irse, os dejo esta receta típica de la zona de Cádiz y de Málaga, que fue donde compré estas tagarninas recién cogidas.

Ingredientes para 6 personas

1/2 kilo de garbanzos ( a mi me gustan los pedrosillanos pero vale cualquiera); 1 manojo de tagarninas; 1 trozo de chorizo; 1 rebanada de pan; 1 cebolla; 6 dientes de ajo; 1 tomate; un poco de pimentón de la Vera; aceite y sal

Preparación

La noche anterior ponemos los garbanzos en remojo con una cucharadita de sal. Por la mañana, los ponemos a hervir con una hoja de laurel y el trozo de chorizo. Mientras tanto, lavamos bien las tagarninas, quitándoles la tierra que puedan tener y algún pincho que haya quedado. Las troceamos y reservamos. En una sartén con un poco de aceite, freímos una rebanada de pan del día anterior. Reservamos. A continuación rehogamos la cebolla, los ajos pelados pero enteros ( solo rotos con un golpe seco para que suelten su sabor) y el tomate, añadimos un poco de pimentón y la sal. Lo ponemos todo en un mortero junto con el pan frito y lo majamos hasta hacer una pasta que añadimos a la olla de los garbanzos. Cuando los garbanzos estén medio hechos (1 hora y cuarto en olla normal) añadimos las tagarninas y dejamos cocer todo junto otra media hora o hasta que los garbanzos estén tiernos.

UN CONSEJO: Si a la hora de comerlos les añadís arroz, que se puede cocer en la propia olla de los garbanzos o aparte, tendréis un alimento nutricionalmente completo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s